fbpx

Diferencias entre el correo electrónico de marketing y el de ventas

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

El correo electrónico es una de las pocas cosas que nunca pasan de moda y no por falta de innovación, han existido varios intentos por reemplazarlo, pero debido a su simplicidad sigue siendo pieza clave en toda campaña de Marketing.

Así que por al menos por los próximos años seguirá siendo indispensable.

Clasificaciones del correo electrónico

Existen diversos “tipos” de correo electrónico por decirlo así, pero quizás los más conocidos y usados son; el correo de marketing, el transaccional, el personal o de ventas y los boletines electrónicos.

No nos confundamos, al final todos funcionan de la misma manera y contienen las mismas características, solo que se usan con distintos propósitos y es esta diferenciación las que producen diferentes reacciones e interacciones de nuestros clientes.

En este artículo describiremos dos principalmente, relacionados justo con la forma en la que nuestros departamentos de marketing y ventas deberían usar —según las mejores prácticas— el correo.

Correo electrónico de marketing

Cuando un visitante se inscribe en alguno de nuestros formularios —se convierte en lead—, para solicitar asistencia, crear una cita o descargar una guía lo más común es que se le envíe de manera automática un mensaje de bienvenida o el documento solicitado.

La tasa de apertura de este primer contacto es altísima ya que el usuario está esperándolo, así que buscará en su bandeja de entrada o incluso en la de SPAM, lo abrirá, leerá y con esto abrirá un canal de comunicación para futuros correos.

Y claro, más tarde enviaremos nuevos correos electrónicos con información valiosa. Todos estos correos son de marketing, abonan y ofertan.

Queremos que estos correos sean atractivos, que generen una acción que no necesariamente el prospecto esperaba hacer; desde invitarlos a un webinar, sugerirles una lectura o un cupón de descuento, normalmente debemos lucir atractivos y sobre todo institucionales.

Con institucionales no me refiero a aburridos, si no a reflejar la marca y que somos un negocio bien establecido; no es un cliché decir “como te ven te tratan”. Miremos algunos ejemplos de correos electrónicos de marketing.

¿Qué tienen en común todos estos correos? A mi percepción, es que son atractivos, aportan a la comunicación y son personalizados para garantizar mayor interacción. En resumen, cumplen perfectamente con su función.

Correo electrónico de ventas

Normalmente no le escribes a personas que no conoces a menos claro, que seas del departamento de ventas y, aun así; imagina recibir un correo de alguien que no conoces abordando temas de venta. Directo al basurero ¿cierto?

Los correos de ventas o personales se caracterizan porque no tienen un atractivo visual, son textos, no suelen ser muy largos y a diferencia de los correos de marketing que claramente están dirigidos a las masas, los correos de ventas personales buscan justamente hacerle sentir al receptor que ese correo en particular está dirigido a esa persona.

Somos muy buenos identificando los correos personales al instante (ejemplo en la imagen de abajo) y por lo general provocan más nuestra atención que aquellos correos pomposos y visualmente más llamativo, debido a que los asuntos que normalmente tratamos son más serios y no podemos darnos el lujo de dejar ir información valiosa.

Pero el tema en esta sección no es tratar de que cambias de uno a otro, al contrario, que mantengas muy clara la línea para qué funciona cada uno y no te confundas tratando de enviar un correo electrónico de marketing haciéndolo pasar por uno personal.

Uno no debería tratar de enviar un correo electrónico de ventas inmediatamente después de tener a un suscriptor nuevo, la relación aún no está lista para eso. Es casi tan molesto como cuando estás viendo productos en un aparador y un vendedor te increpa con acciones de venta.

Los mensajes deben ser cortos, claros, deben parecer que fueron escritos únicamente para ti y sobre todo contener una llamada a la acción, que puede ir desde un enlace hasta una invitación a una llamada telefónica para elevar el nivel de la conversación.

Conclusión

Lo que debemos hacer, es establecer mecanismos de marketing (score) que nos permita identificar a aquellos suscriptores interesados, recurrentes de nuestro sitio y que genuinamente muestran interés para dar el paso de marketing a las ventas.

¿Cómo hacerlo? Hay muchas maneras, desde implementar un sistema de puntajes, instalar pixeles de seguimiento o extensiones de Gmail que nos notifican al instante en que alguien abre un correo electrónico enviado por nosotros.

Simplifica la forma en la que tu equipo trabaja

Comienza a usar hoy mismo nuestra plataforma de OKRs
Es gratis
[instagram-feed num=2 cols=1 showfollow=false]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *